Detalles

Biblia, Escuela Sabática
3 años atrás

Reconocer que NO hay un grupo especial o pueblo “escogido” exclusivamente designado para recibir la gracia de Dios. Siendo así, el perdón de Dios está a disposición de todos.