Detalles

Biblia, Escuela Sabática
4 años atrás

El reavivamiento prometido: Misión divina cumplida es el título de la lección 13 de la Escuela Sabática para el 3º Trim/2013.
Participación Especial: Pr. Bruno Raso.  Descarga aquí este video!

Motiva: Cuenta una historia poderosa de alguien que, usado por el Espíritu Santo, cumple la misión.
Enfoque: Las palabras de Jesús fueron cumplidas en el Pentecostés, al inicio de la iglesia cristiana. Las mismas serán cumplidas igualmente en su iglesia de los últimos días por medio del derramamiento del Espíritu Santo, en la lluvia tardía.

Explora:
I. Su autoridad y misión. Mt 28:18-20

Pregunta 1: ¿Cuál es el propósito del poder prometido en la gran comisión?
Autoridad = Poder, (poder, autoridad sobre las fuerzas del mal)
Todas las naciones = Cristo da la comisión a su iglesia para proclamar.
Autoridad PARA proclamar
Dios concluirá su obra. Él derramará su Espíritu en gran poder y realizará lo que parece imposible de acuerdo con toda la planificación humana.

II. Su poder y su presencia
Pregunta 2: ¿Qué símbolos se usan para representar el derramamiento del Espíritu Santo?

Respuesta: Lluvia temprana y lluvia tardía. Joel 2:28 Tg 5:7,8
Lluvia Temprana: Cayó sobre los discípulos en el Pentecostés, a fin de lanzar la misión cristiana.
También se refiere a la obra diaria del Espíritu Santo para preparar, capacitar, orientar a cada cristiano.
Lluvia tardía: Una dotación especial del Espíritu Santo sobre la iglesia para concluir su misión.

Pregunta 3. ¿Qué preparación es necesaria para recibir ese poder?
Hecho 2, Unidad, oración, estudio de la Biblia.

Pregunta 3: ¿Qué significa bautismo en el fuego? Mat. 3:11
Ser bautizado con fuego es ser sumergido en la gloria de la presencia de Dios a través del Espíritu Santo, para testificar en su poder.

Aplica: Descripción de una iglesia cuyos miembros están llenos del Espíritu Santo.
La lluvia está a disposición para todos.

Crea:
¿Por qué no te organizas con tu unidad para buscar más intensamente el derramamiento del Espíritu Santo?
Un reavivamiento individual, un reavivamiento de tu unidad, un reavivamiento de tu iglesia. Todo empieza con cada uno de nosotros.