Detalles

Biblia, Escuela Sabática
1 año atrás

El Santuario Celestial
Descargue aqui: http://downloads.adventistas.org/es/kits/bosquejo-iv-trimestre-2013/
Motivación: Una madre joven viajaba a mi lado en un avión. Ella mantenía los ojos fijos en la pantalla de la computadora donde veía las fotos de un niño de más o menos dos años. En un momento cometí un error: el error de preguntar. ¿Quién es ese niño tan bonito? Ella me contó que era su hijo y comenzó a hablar de él por cuarenta minutos. Yo solo pregunté quién era y ella me dio una respuesta gigante. Parecía que no veía a su hijo hace mucho tiempo y cuando le pregunté desde cuando no lo veía, increíblemente, respondió “desde ayer”. ¿Ayer? Sin duda ella pagó un pasaje caro para estar con su hijo aquella noche. Y después agregó: “Lo que más deseo es estar con mi hijo”.
En esta semana estudiaremos acerca del deseo de Dios de estar con sus criaturas.
Punto central: entender qué es el Santuario Celestial y lo que Dios está haciendo en él.
Comprensión:
I. Santuario Celestial
Pregunta 1: Pablo declara que ese modelo estaba basado en el verdadero Santuario que está en el Cielo (Heb. 8:2-5) ¿Quiere decir que el santuario terrestre era falso? ¿Cuál era la diferencia entre ambos?
Era una figura, una sombra del verdadero.
II. Funciones del Santuario celestial. Apoc. 4:2; 11:19
Pregunta 2: El Santuario Celestial tiene cinco funciones principales: morada de Dios; centro de comando del Universo; lugar de adoración; tribunal celestial y centro de la salvación. ¿Cuál de estas funciones ya existía antes del pecado y cuáles existirán aun después del final del Gran Conflicto?
1. Morada de Dios.
2. El centro del comando del Universo. Trono.
3. Lugar de adoración celestial
4. Tribunal celestial
5. Lugar para resolver el problema del pecado.
III. El Santuario como morada de Dios.
Pregunta 2: En relación al Santuario como morada de Dios, la Biblia dice en 1 Reyes 8:27-30 que “los cielos de los cielos, no te pueden contener” ¿Cómo puede habitar en un lugar?
Hay varios textos que muestran que Dios está en su Templo (Sal 11:4; Isa. 6:1; Mal. 1:2; Hab. 2:20, etc.).
La palabra hebraica para “templo”, hekal, deriva de la antigua palabra sumeria egal, que significa “casa grande”. Al Santuario muchas veces se lo llama “la casa del Señor”.
Aplicación: Una gran parte del mundo cristiano (que sigue al dualismo platónico) todavía cree que Dios es esencialmente “atemporal”, es decir, que no desciende para vivir en el espacio y el tiempo. La realidad histórica del Santuario celestial ¿se hace fundamental para brindar una visión correcta de la naturaleza de Dios? Dios entra en el tiempo y la historia (Juan 3:16).
El “principio de Emanuel”. Dios con nosotros afecta la noción personal de la doctrina del Santuario e ilumina su perspectiva sobre el carácter de Dios. Nuestro Padre celestial quiere estar con nosotros. ¿Cuál es nuestro deseo?
Creatividad: Piense en los “muebles” del Santuario Celestial que se describen en Apocalipsis. ¿Qué decían esos muebles de la casa de Dios sobre él, incluso antes de que se convirtieran en símbolos de la salvación? (Por ejemplo, ¿cómo la mesa de los panes podía representar la “sala de cenar” divina, donde tiene lugar la “comunión” entre Dios y los “huéspedes” que se reúnen para adorarlo.
Todos los días Dios quiere participar de la comunión con sus criaturas, por eso es tan importante abrir la puerta de nuestra vida diariamente; él entrará a nuestra casa y cenará con nosotros, y nosotros con él.