Detalles

Asociación Ministerial, Biblia, Reavivados por Su Palabra
3 años atrás

Reavivados Por Su Palabra, lee y comparte hoy Eclesiastes 12 #RPSP

  1.  Acuérdate de tu Creador en los Días de tu juventud: antes que vengan los Días malos, y lleguen los años de los cuales digas: “No tengo en ellos contentamiento”;
  2. antes que se oscurezcan el sol y la luz de la luna y de las estrellas, y las nubes vuelvan tras la lluvia;
  3.  cuando tiemblen los guardias de la casa y se dobleguen los hombres valerosos; cuando estén inactivas las muelas, por quedar pocas, y se oscurezcan los que miran por las ventanas;
  4.  cuando se cierren las puertas de la calle, y se debilite el ruido del molino; cuando uno se levante ante el gorjeo de un pajarito, y todas las hijas del canto sean abatidas;
  5. cuando también se tenga miedo de la altura y haya horrores en el camino; cuando florezca el almendro, la langosta se arrastre pesadamente y se pierda el deseo. Es que el hombre se va a su morada eterna, y los que hacen duelo rondan alrededor de la plaza.
  6.  Acuérdate de él antes que se rompa el Cordón de plata y se destroce el Tazón de oro; antes que el Cántaro se quiebre junto al manantial, y la rueda se rompa sobre el pozo.
  7.  Es que el polvo vuelve a la tierra, como era; y el Espíritu vuelve a Dios, quien lo dio.
  8. “Vanidad de vanidades”, dijo el Predicador; “todo es vanidad.”
  9.  Y cuanto Más sabio fue el Predicador, tanto Más Enseñó Sabiduría al pueblo. También Sopesó, Investigó y compuso muchos proverbios.
  10.  El Predicador Procuró hallar palabras agradables y escribir correctamente palabras de verdad.
  11.  Las palabras de los sabios son como aguijones, y como clavos hincados son las palabras que forman parte de una Colección y que son expuestas por un Pastor.
  12.  Además de esto, hijo Mío, queda advertido: El hacer muchos libros es algo sin fin, y el mucho estudio fatiga el cuerpo.
  13. La Conclusión de todo el discurso Oído es ésta: Teme a Dios y guarda sus mandamientos, pues esto es el todo del hombre.
  14. Porque Dios Traerá a juicio toda Acción junto con todo lo escondido, sea bueno o sea malo.