Detalles

Asociación Ministerial, Biblia, Reavivados por Su Palabra
3 años atrás

Reavivados Por Su Palabra, lee y comparte hoy Salmo 119 #RPSP

  1.  Bienaventurados los íntegros de camino, los que andan Según la ley de Jehovah.
  2.  Bienaventurados los que guardan sus testimonios y con todo el Corazón le buscan.
  3.  Pues no hacen iniquidad los que andan en sus caminos.
  4.  Tú mandaste que tus ordenanzas fuesen muy guardadas.
  5.  ¡Ojalá fuesen estables mis caminos para guardar tus leyes!
  6.  Entonces yo no Sería avergonzado al observar todos tus mandamientos.
  7.  Te alabaré con rectitud de Corazón, cuando aprenda tus justos juicios.
  8.  Tus leyes guardaré; no me abandones por completo.
  9.  ¿Con qué Limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.
  10.  Con todo mi Corazón te he buscado; no dejes que me Desvíe de tus mandamientos.
  11.  En mi Corazón he guardado tus dichos para no pecar contra ti.
  12.  ¡Bendito seas Tú, oh Jehovah! Enséñame tus leyes.
  13.  Con mis labios he contado todos los juicios de tu boca.
  14.  Me he gozado en el camino de tus testimonios Más que sobre toda riqueza.
  15.  En tus ordenanzas meditaré; consideraré tus caminos.
  16.  Me deleitaré en tus estatutos; no me olvidaré de tus palabras.
  17.  Haz bien a tu siervo, para que viva y guarde tu palabra.
  18.  Abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu ley.
  19.  Peregrino soy yo en la tierra; no encubras de Mí tus mandamientos.
  20.  Se consume mi alma por anhelar tus preceptos en todo tiempo.
  21.  Increpaste a los arrogantes; malditos los que se Desvían de tus mandamientos.
  22.  Aparta de Mí el oprobio y el desprecio, porque he guardado tus testimonios.
  23.  Aunque los gobernantes se sienten y hablen contra Mí, tu siervo Meditará en tus leyes.
  24.  Tus testimonios son mi delicia, y también mis consejeros.
  25.  Mi alma Está pegada al polvo; Vivifícame Según tu palabra.
  26.  Mis caminos te declaré, y me respondiste; enséñame tus leyes.
  27.  Hazme entender el camino de tus ordenanzas, y meditaré en tus maravillas.
  28.  Mi alma llora de ansiedad; sostenme conforme a tu palabra.
  29.  Aparta de Mí el camino de engaño, y enséñame tu ley.
  30.  He escogido el camino de la verdad; he puesto tus juicios delante de Mí.
  31.  Me he apegado a tus testimonios; oh Jehovah, no me avergüences.
  32.  Por el camino de tus mandamientos correré, porque das amplitud a mi Corazón.
  33.  Enséñame, oh Jehovah, el camino de tus leyes, y lo guardaré hasta el fin.
  34.  Dame entendimiento, y guardaré tu ley; la observaré con todo el Corazón.
  35.  Guíame por la senda de tus mandamientos, porque en ella me deleito.
  36.  Inclina mi Corazón a tus testimonios, y no a las ganancias deshonestas.
  37.  Aparta mis ojos para que no vean la vanidad; Vivifícame en tu camino.
  38.  Cumple tu promesa a tu siervo que te teme.
  39.  Aparta de Mí el oprobio que me aterra, porque buenos son tus juicios.
  40.  Mira Cómo anhelo tus ordenanzas; Vivifícame en tu justicia.
  41.  Venga a Mí tu misericordia, oh Jehovah; y tu Salvación, conforme a tu promesa.
  42.  Entonces daré respuesta al que me afrenta, porque en tu palabra he confiado.
  43.  En Ningún momento quites de mi boca la palabra de verdad, porque en tu juicio tengo puesta mi esperanza.
  44.  Tu ley guardaré siempre, para siempre Jamás.
  45.  Andaré en libertad, porque he buscado tus mandamientos.
  46.  Hablaré de tus testimonios delante de los reyes, y no quedaré avergonzado.
  47.  Me deleitaré en tus mandamientos, los cuales he amado.
  48.  Alzaré mis manos a tus mandamientos, los cuales he amado, y meditaré en tus leyes.
  49.  Acuérdate de la promesa dada a tu siervo, en la cual me has hecho esperar.
  50.  Esto es mi consuelo en mi Aflicción: que tu palabra me ha vivificado.
  51.  Mucho se han burlado de Mí los arrogantes, pero yo no me he apartado de tu ley.
  52.  Oh Jehovah, me he acordado de tus juicios realizados desde tiempos antiguos, y he hallado consuelo.
  53.  La Indignación se Apoderó de Mí, a causa de los Impíos que abandonan tu ley.
  54.  Tus leyes han sido Cánticos para Mí en el ámbito de mis peregrinaciones.
  55.  Oh Jehovah, en la noche me he acordado de tu nombre, y he guardado tu ley.
  56.  Esto me ha acontecido porque guardé tus mandamientos.
  57.  Tú eres mi Porción, oh Jehovah; me he propuesto guardar tus palabras.
  58.  He implorado tu favor de todo Corazón; ten misericordia de Mí Según tu palabra.
  59.  Consideré mis caminos y Volví mis pies a tus testimonios.
  60.  Me apresuré, y no me retardé, a guardar tus mandamientos.
  61.  Las cuerdas de los Impíos me rodearon, pero no me olvidé de tu ley.
  62.  A medianoche me levanto para darte gracias por tus justos juicios.
  63.  Compañero soy yo de todos los que te temen y guardan tus ordenanzas.
  64.  De tu misericordia Está llena la tierra. Oh Jehovah, enséñame tus leyes.
  65.  Has hecho bien a tu siervo, oh Jehovah, conforme a tu palabra.
  66.  Enséñame buen sentido y Sabiduría, porque tus mandamientos he Creído.
  67.  Antes que fuera humillado, yo erraba; pero ahora guardo tu palabra.
  68.  Tú eres bueno y bienhechor; enséñame tus leyes.
  69.  Los soberbios forjaron engaño contra Mí, pero yo guardaré de todo Corazón tus mandamientos.
  70.  El Corazón de ellos se ha vuelto insensible como sebo; pero yo me he deleitado en tu ley.
  71.  Bueno me es haber sido afligido, para que aprendiera tus leyes.
  72.  Mejor me es la ley que procede de tu boca que miles de piezas de oro y plata.
  73.  Tus manos me hicieron y me formaron; hazme entender, para que yo aprenda tus mandamientos.
  74.  Los que te temen me Verán y se Alegrarán, porque en tu palabra he puesto mi esperanza.
  75.  Conozco, oh Jehovah, que tus juicios son justos, y que conforme a tu fidelidad me has afligido.
  76.  Que tu bondad me consuele, conforme a lo que has prometido a tu siervo.
  77.  Llegue a Mí tu misericordia para que yo viva, porque tu ley es mi delicia.
  78.  Sean avergonzados los arrogantes, porque con engaño me han agraviado. Pero yo meditaré en tus preceptos.
  79.  Vuélvanse a Mí los que te temen y conocen tus testimonios.
  80.  Sea mi Corazón íntegro en tus leyes, para que no sea yo avergonzado.
  81.  Desfallece mi alma en espera de tu Salvación; en tu palabra he puesto mi esperanza.
  82.  Desfallecen mis ojos en espera de tu palabra, diciendo: “¿Cuándo me Consolarás?”
  83.  Aunque he sido como un odre en medio del humo, no me he olvidado de tus leyes.
  84.  ¿Cuántos son los Días de tu siervo? ¿Cuándo Harás juicio contra los que me persiguen?
  85.  Los arrogantes me han cavado fosas, lo que no Está de acuerdo con tu ley.
  86.  Todos tus mandamientos son fieles. Con engaño me persiguen; Ayúdame.
  87.  Casi me han eliminado de la tierra, pero yo no he abandonado tus ordenanzas.
  88.  Vivifícame conforme a tu misericordia, y guardaré los testimonios de tu boca.
  89.  Para siempre, oh Jehovah, permanece tu palabra en los cielos.
  90.  Por Generación y Generación es tu fidelidad; estableciste la tierra, y se mantiene firme.
  91.  Por tu mandato permanecen hasta hoy, porque todos ellos son tus siervos.
  92.  Si tu ley no hubiese sido mi delicia, ya Habría perecido yo en mi Aflicción.
  93.  Nunca Jamás me olvidaré de tus ordenanzas, porque con ellas me has vivificado.
  94.  Tuyo soy; Sálvame, porque he buscado tus ordenanzas.
  95.  Los Impíos me han esperado para destruirme, pero yo estoy atento a tus testimonios.
  96.  A todo lo perfecto le veo Límite, pero tu mandamiento es sobremanera amplio.
  97.  ¡Cuánto amo tu ley! Todo el Día ella es mi Meditación.
  98. Por tus mandamientos me has hecho Más sabio que mis enemigos, porque para siempre son Míos.
  99.  He comprendido Más que todos mis instructores, porque tus testimonios son mi Meditación.
  100.  He entendido Más que los ancianos, porque he guardado tus ordenanzas.
  101.  De todo mal camino contuve mis pies, para guardar tu palabra.
  102.  No me aparté de tus juicios, porque Tú me has enseñado.
  103.  ¡Cuán dulces son a mi paladar tus palabras, Más que la miel en mi boca!
  104.  De tus ordenanzas adquiero inteligencia; por eso aborrezco todo camino de mentira.