Detalles

Institucional, Institucional
8 meses atrás

De la misma manera en la que el matrimonio es un regalo divino, también es un gran desafío. Es necesario que el hombre y la mujer sean igualmente dependientes de Cristo para que la unión permanezca firme hasta que la muerte los separe. Usted y su cónyuge, ¿están unidos a Dios?