Detalles

Institucional, Institucional
1 mes atrás

No hay nada que el hombre haga que pueda garantizarle la salvación. Solo debe aceptar el regalo que es gratis: la gracia. El sacrificio de Jesús es suficiente. ¿Lo acepta?