Detalles

Institucional, Institucional
3 meses atrás

Han pasado más de 30 días desde que la Organización Mundial de la Salud anunció que el mundo está experimentando una pandemia debido al nuevo coronavirus, millones de personas continúan sintiendo los efectos de sus rutinas, estilo de vida y situación económica.

Para ayudarlos espiritualmente, pero también física y emocionalmente, la Iglesia Adventista del Séptimo Día ha hecho esfuerzos para aliviar el dolor y el sufrimiento de aquellos que, a veces, han perdido nuevas perspectivas.

En esta breve entrevista, el pastor Erton Köhler, presidente de la Iglesia Adventista de ocho países sudamericanos, hace un balance de las acciones de la denominación a lo largo de este período y refuerza el importante trabajo de una iniciativa de atención psicológica para ayudar a la población. Vea los detalles en esta entrevista.

Lea más en adventistas.org